Llega la época de exámenes y en MaBAKER te contamos cómo preparar tus panes para rendir al máximo

Pan con semillas

Los alimentos no son solo el combustible que nos da la energía necesaria para realizar actividad física, sino que son también el combustible de nuestro cerebro, que consume el 20% de la energía total que gasta nuestro cuerpo. Por ello, es imprescindible saber qué alimentos se deben consumir cuando hay que realizar un sobreesfuerzo intelectual. ¿Por qué no empezar personalizando nuestro pan casero?

 

El cerebro se alimenta a base de glucosa, un tipo de azúcar que contienen el pan, la pasta, el arroz o la fruta, que estimula al cerebro y favorece los esfuerzos cognitivos. Por eso, si lo que se busca es ser más productivo en el terreno intelectual, se deben consumir los nutrientes que aporten esa dosis de glucosa necesaria que necesita nuestro cerebro para evitar las bajadas de azúcar, que pueden perjudicar nuestro aprendizaje.

Ahora que se avecina la época de exámenes, es importante que conozcas los alimentos que los estudiantes de la casa deben incorporar a su dieta para obtener mejores resultados. Una forma muy sencilla de adaptar su alimentación a un alto ritmo de estudio es innovar un poco en los ingredientes que utilizas para hacer pan en tu MaBAKER, de modo que tus recetas aporten toda la energía que necesita su cerebro.

A continuación, te sugerimos una serie de consejos gracias a los cuales tus hijos podrán sacar el máximo rendimiento a sus horas de estudio, y te contamos la forma de elaborar los panes que les ayudarán a tener éxito en sus próximos exámenes.

Desayunos ricos en hidratos de carbono complejos

Se ha demostrado que un desayuno completo en niños y adolescentes mejora en gran medida el rendimiento mental. Por eso, la primera comida del día es el momento ideal para consumir hidratos de carbono complejos que, además de ser saciantes, liberan glucosa de forma lenta, y garantizan periodos largos de concentración y una alta productividad.

Las mezclas MaBAKER, como la de pan Country White, rica en este tipo de carbohidratos, o la mezcla de Espelta, que contiene fósforo, magnesio, calcio y vitaminas B y E, son dos opciones excelentes que te aportarán la energía que necesitas.

Además, con MaBAKER puedes personalizar tu pan. Por ejemplo, al  Country White le puedes añadir tus semillas preferidas: de amapola, de sésamo o incluso de calabaza. Es muy fácil: solo tendrás que introducirlas en la cubeta después de verter la mezcla de harina (unos 75 g de semillas en total, pudiendo mezclarlas entre sí) y seguir las instrucciones del paquete.

O al de espelta, al que puedes añadir 75 g de nueces junto con la mezcla de harina.

Añádele frutos secos

Algo que no puede faltar en la dieta de un buen estudiante en época de exámenes, son los frutos secos, como las almendras y las nueces, ya que les aportan las vitaminas, el potasio y los oligoelementos que ayudarán a su cerebro a rendir más y mejor.

  • Ricas en Omega 3, estos frutos secos, al igual que las semillas de chía, son de los alimentos que más pueden mejorar el rendimiento académico y favorecer los sobreesfuerzos cognitivos.
  • Debido a su alto contenido en vitaminas, aceites esenciales, antioxidantes y aminoácidos, potencian la memoria y concentración.

Puedes agregar estos ingredientes a tu panificadora MaBAKER con tu mezcla preferida para obtener los panes más energéticos y nutritivos. Te sugerimos que pruebes el pan de espelta con nueces, que podéis consumir en el desayuno acompañado de queso de untar o mermelada, o simplemente como acompañamiento en cualquier comida o cena.

La avellana es otro de los frutos secos que estimularán tu cerebro.

  • Tienen un alto contenido en manganeso, un componente químico que potencia a actividad cerebral cognitiva.
  • Gracias a su contenido en grasas poliinsaturadas y su riqueza nutritiva y energética, mejoran la agilidad mental.

Ya que comer un puñado de avellanas a media tarde puede resultar aburrido, te animamos a que las incluyas en tu próxima receta de pan brioche. En su lugar, también pueden ser nueces pecanas. A tus hijos le encantará su suave toque a vainilla y su textura; además, les aportará esa dosis de energía extra que necesitan.

Lo único que deberás hacer será introducir los frutos secos en la cubeta después del contenido de la mezcla y seguir las instrucciones indicadas en el paquete.

Cuida su descanso

Aunque la alimentación es clave para obtener buenos resultados académicos, no se deben descuidar las horas de descanso. Si tus hijos estudian, deben procurar dormir 8 horas diarias para dejar que su cerebro desconecte y se oxigene. Esto les ayudará a fijar los conocimientos ya que, si no descansan lo suficiente, el esfuerzo del día anterior habrá sido en vano y les resultará muy complicado concentrarte en la nueva jornada de estudio.

Conclusión

Bebiendo mucha agua, respetando las horas de sueño y cuidando la alimentación con estos consejos, tus hijos notarán una mejora de su productividad y les ayudarás a alcanzar mejores resultados académicos.

¡Mucha suerte!