¿Baguette, hogaza o panecillo?... ¡descubre más posibilidades para tu pan orgánico! - MaBAKER®

¿Baguette, hogaza o panecillo?… ¡descubre más posibilidades para tu pan orgánico!

Distintos Panes MaBAKER

Aunque la filosofía de MaBAKER® es que puedas hacer gran variedad de panes ricos y saludables con la máxima simplicidad y con el mínimo consumo de energía, éste es un plan estupendo para esos días en los que tienes más tiempo para ti o para hacer algo creativo en familia.

Con nuestras mezclas Country White, Campesino o Trigo con Semillas o incluso con las de Pan Negro, puedes elaborar distintos panes:

1. Seguir las mismas instrucciones del paquete de mezcla, pero eligiendo el programa número 6, que
amasa y fermenta pero no hornea.

2. Concluido el programa, extrae la masa y córtala en dos partes (así podrás hacer dos barras grandes).

3. Dales la forma de barra estrechando finalmente en las puntas. Una vez hechas, cúbrelas con un trapo de algodón y deja reposar un mínimo de media hora más. Y si tienes tiempo, las puedes dejar hasta dos horas dependiendo de lo que quieras que crezca el pan y su esponjosidad.

4. Precalienta el horno (con el calor inferior) a 220°, con la rejilla y la bandeja del horno dentro. Con el horno bien caliente, tras unos 30′- 45’ saca la rejilla superior ¡con guantes protectores!, y deja la bandeja inferior dentro. Antes de cerrar la puerta, vierte un chorrito de agua sobre ésta última para empezar a generar vapor. Procura cerrar la puerta del horno rápidamente para que no se pierda temperatura.

5. Entre tanto, coloca tus barras sobre una superficie lisa apta para horno (idealmente un tapete de silicona para hornear) y ésta a su vez sobre la rejilla que sacaste. Enharínalas levemente, con harina blanca que tengas en tu despensa, y haz un corte longitudinal en la barra o bien varios cortes oblicuos para darle forma y que tu pan rompa por ahí y quede bien crujiente.

6. Introduce la rejilla con las barras en el horno y vierte nuevamente sobre la bandeja inferior algo más de agua (más o menos como una taza). El vapor de agua será muy importante en la primera fase de horneado.

7. Horneamos primero 10 min a 210º (sin ventilador). Durante ese tiempo el calor y la humedad hará que la masa se agrande y rompa por los cortes.  Posteriormente, sacamos la bandeja inferior con el agua ¡con mucho cuidado de no quemarte! y pasamos a la fase final en la que se creará la la corteza característica y crujiente del pan. Baja la temperatura a 190º con calor esta vez arriba y abajo durante 15′ más. Si te gusta la corteza con más color o más gruesa déjalo unos 5′ ó 10′ extras.

Si lo estás horneando sobre un tapete de silicona para hornear, aprovecha estos últimos 5′ ó 10′ extras para quitar la hogaza del tapete y ponerla directamente sobre la rejilla poniendo el horno con ventilador solo por debajo, así se quitará la humedad de la base del pan.

Nota Importante: Las indicaciones de horneado son orientativas dado que cada horno es muy diferente, por ello es posible que tengas que hacer algún pequeño ajuste en tiempos o temperaturas hasta conseguir el resultado deseado.

 

OTRAS POSIBILIDADES PARA ACABAR TU PAN ORGÁNICO AL HORNO

Hogazas tradicionales de Pan  Negro

¡Mira cómo lucen tus panes Negro Rústico y Negro 100% Integral al decorarlos y finalizarlos al horno! Enharínalos o cúbrelos de semillas, pipas o granillo de frutos secos, ¡le dará un toque crujiente a la corteza!