Corazón de Espelta: todo un regalo para tu corazón. - MaBAKER®

Corazón de Espelta: todo un regalo para tu corazón.

En un día tan especial como hoy hemos elaborado nuestro pan orgánico de Espelta ¡dándole forma de corazón!
Una manera muy sencilla de sorprender y de seguir cuidando de los tuyos.

¿Conoces todos los beneficios de esta variedad de trigo ancestral y sus grandes propiedades?

La harina de espelta tiene un sabor más dulce que la harina de trigo y un ligero sabor a nuez. Su alto nivel de fibra y bajo contenido de gluten sacia y mejora la digestión. Es un cereal muy rico en proteínas, minerales (fósforo, magnesio, calcio), vitaminas B y E, contiene los 8 aminoácidos esenciales y altos porcentajes de ácido oleico y ácido linoleico que ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares disminuyendo los niveles de colesterol y regulando el metabolismo. La espelta también tiene un alto contenido en triptófano, un elemento que contribuye a nuestro bienestar mental y emocional.

 

Tu MaBAKER te deja la masa a punto y tú solo tendrás que darle forma y acabarlo en el horno. Sigue estás sencillas instrucciones para cocer tu pan de Corazón de Espelta en el horno:

1. Seguir las mismas instrucciones del paquete de mezcla, pero eligiendo el programa número 6, que
amasa y fermenta pero no hornea. Concluido el programa, extrae la masa moldea una hogaza con forma de corazón. Cúbrela con un trapo de algodón y deja reposar media hora más.

2. Precalienta el horno (con el calor inferior) a 220°, con las dos bandejas del horno dentro. Con el horno bien caliente, tras unos 30′- 45’ saca la bandeja superior ¡con guantes protectores!, y deja la bandeja inferior dentro. Antes de cerrar la puerta, vierte un chorrito de agua sobre ésta última para empezar a generar vapor. Procura cerrar la puerta del horno rápidamente para que no se pierda temperatura. Entre tanto, coloca tu hogaza sobre la bandeja que sacaste y enharínala levemente.

3. Introduce la bandeja con la hogaza en el horno y vierte nuevamente sobre la bandeja inferior algo más de agua (más o menos como una taza). El vapor de agua será muy importante en la primera fase de horneado.Horneamos primero 10 min a 210º (sin ventilador). Durante ese tiempo el calor y la humedad hará que la masa se agrande y rompa por los cortes.

4. Posteriormente, sacamos la bandeja inferior con el agua ¡con mucho cuidado de no quemarte! y pasamos a la fase final en la que se creará la la corteza característica y crujiente del pan. Baja la temperatura a 190º con calor esta vez arriba y abajo durante 15′ más. Si te gusta la corteza con más color o más gruesa déjalo unos 5′ ó 10′ extras.

Nota Importante: Las indicaciones de horneado son orientativas dado que cada horno es muy diferente, por ello es posible que tengas que hacer algún pequeño ajuste en tiempos o temperaturas hasta conseguir el resultado deseado.

OTRAS SUGERENCIAS MaBAKER