¡Mira qué fácil es disfrutar de un Bread&Brunch saludable! - MaBAKER®

¡Mira qué fácil es disfrutar de un Bread&Brunch saludable!

Bread&Brunch-saludable-con-jamon-ahumado

Es uno de esos grandes placeres que tiene la vida. Un desayuno de esos largos, que se saborean poco a poco y muy despacio. Te despiertas con el aroma del pan recién hecho inundando la casa de pura magia y a la vez, tu cara, con una gran sonrisa. Si sueñas con un Bread&Brunch especial, rico y saludable, despierta porque aquí y ahora vamos a ayudarte a que lo hagas realidad. ¡Allá vamos!

Aunque todavía no encontramos la palabra “brunch” en el diccionario, casi todos sabemos qué es. O, sobre todo, la satisfacción que produce porque nos permite disfrutar de un momento que normalmente asumimos entre prisas, para alargarlo y paladear cada uno de sus matices.

La palabra brunch se origina por la combinación de las palabras inglesas “breakfast” (desayuno) y “lunch” (comida del mediodía), por lo que se trata de una comida que se disfruta entre la hora del desayuno y la hora del almuerzo. O, lo que es lo mismo: un desayuno tardío o una comida temprana.

El Bread&Brunch que sueñas

Si al brunch le unimos el placer del pan es lo que conoceremos como Bread&Brunch. Por lo tanto, en primer lugar, debes elegir el pan que tú quieras. ¿Quizá te apetece probar uno nuevo? ¿O tienes claro cuál es tu favorito y no quieres cambiar? ¡Tú decides!

Pero… ¿Sabes con qué combinarlo? Entre los platos salados, el protagonista suele ser el huevo (poché, pasado por agua, en cocotte, benedictino… ¡A tu gusto!). También puedes añadir jamón natural de la Selva Negra, queso gruyere en finas lonchas y tomatitos cherry con rúcula. No olvides, además, el zumo verde o de naranja, tu infusión favorita, un smoothie de frutas … ¡Y todo lo que te apetezca!

 

Despierta con el aroma del pan recién hecho

¿Vas a levantarte a las 11 y quieres que tu pan esté listo para entonces? ¿O eres de los que madruga para salir a correr o dar un paseo y disfrutar de un largo y exquisito desayuno cuando vuelves?

Seas como seas, solo tienes que indicarle a tu MaBAKER® a qué hora te apetece tener listo tu pan preferido. Tú decides si quieres despertarte con el aroma del pan recién hecho o prefieres que ese olor te envuelva cuando ya te hayas desperezado. Piérdele el miedo a programar tu MaBAKER® con antelación. Recuerda que puedes hacerlo hasta 15 horas antes, así que puedes programarla antes de irte a dormir o, incluso, cuando estás preparando la cena, para que no te despistes.

Mira qué fácil: Vídeo tutorial «Programación retardada»

¿A que estás mirando de reojo el calendario planeando cuando vas a disfrutar de tu Bread&Brunch inolvidable? Te entendemos. Imposible resistirse…