Orígenes harineros

“De casta le viene al galgo” se suele decir en nuestro sabio refranero; y así le surgió a Ana, socia fundadora, la necesidad de crear un negocio alrededor del pan, pero citando sus palabras: “de pan bueno, saludable de verdad y fácil para la realidad de las familias de hoy en día”.

EL Molí harinero de Gósol del S. XIX forma parte de la historia de sus antepasados.

Actualmente remodelado, ha conservado toda su estructura y se ha habilitado como Albergue de Montaña, para dar servicio a los excursionistas de las rutas que posee el municipio de Gósol, enclavado en el Parque Natural de Cadí-Moixeró, en la comarca del Bergadá, provincia de Lérida. Un lugar durante mucho tiempo apartado del ritmo frenético del mundo moderno al ser solo accesible con animales hasta finales de los años 40.

El bisabuelo de Ana, Jaume Cortina, en su molino harinero del S.XIX, el Molí de Gósol.

Fuente de paz y de inspiración, Picasso pasó un tiempo de retiro en Gósol en la primavera de 1906, y encontró en el Molino un escenario inspirador, junto al río y los árboles que lo rodeaban.La transmisión ancestral de la familia cuenta que allí Picasso comió paloma invitado por Jaume.

En Gósol, Picasso experimentó una transformación y durante éste periodo cambió su paleta, su estilo pictórico y su ritmo de composición.

Hoy el Molí vuelve a ser fuente de inspiración y nos recuerda nuestros orígenes para dar nacimiento a MaBAKER con la visión de recuperar la autenticidad de las cosas y traer de vuelta momentos de paz y calidez a nuestras vidas y a nuestro hogar en el agitado día a día que vivimos.

Inspiración Alemana

Casada con un alemán de una de las zonas más bellas del país, Baden-Wurtemberg (donde se ubica la Selva Negra),ha conocido en sus múltiples viajes a Alemaniala extensa cultura panadera del país y la tan arraigada tradición ecológica que forma ya parte del estilo de vida alemán.

La extensa variedad de panes con los que cuenta Alemania está íntimamente relacionada con el clima germano. Éste ofrece una amplia gama de posibilidades a la hora de cultivar cereales. El pan en Alemania es ya parte de la identidad del país y goza de un gran reconocimiento gastronómico.

La Asociación Central de Panaderos Alemanes suma un total de 3.059 tipos diferenciados de pan, que varían según su composición, preparación o, entre otras cosas, su lugar de origen.

En MaBAKER® queremos dar reflejo a esas recetas y fórmulas de panes ricos en fibra y nutrientes, con gran variedad de harinas y semillas, todo ello fuente de una comida sana y equilibrada.